Comienza un nuevo curso, comienza en realidad un nuevo año. Es el momento de retomar el contacto con esas cosas, como el buen vino, que nos proporcionan las pequeñas pero imprescindibles satisfacciones de cada día.

 

El otoño entra con fuerza, cambia la hora como el menú cotidiano. Ahora apetecen las legumbres, los guisos más potentes Y ha entrado la temporada de caza y de setas. Esos magníficos blancos y rosados que entraban solos hasta hace nada, ahora se quedan para combinaciones concretas, porque lo que apetece son vinos tintos. 

 

 

 

Si no sabes cómo elegir un buen vino para el otoño, te mostramos las mejores opciones:

 

Garnacha tinta: Vinos elaborados a través un tipo de uva noble muy versátil. Y es que, en base a la elaboración que tenga, el sabor que puede conseguir será más o menos rústico

 

 

 

Tempranillo es la cepa española por excelencia. Es, a partir de ella, de donde surgen gran parte de los vinos más representativos del panorama vitivinícola español. 

 

 

 

Syrah: Esta variedad de uva se cultiva de forma sencilla, adaptada a prácticamente cualquier tipo de clima y temperatura.

 

 

 

 

Te proponemos nuestros tintos.