Enero Los primeros días del mes van a cámara lenta. Son momentos para estar con la familia y planificar los meses venideros. Los propósitos se extienden sobre la mesa, entre las botellas de vino y los sueños de un nuevo ciclo. Otra vez llegan los Reyes Magos.

La tradición se mezcla con el tiempo actual. Los regalos, el encuentro de los hermanos y nuestros padres, ¿habremos acertado con las letras que escribimos en la carta a los Reyes Magos?

Aquellos recuerdos de la infancia  Ahora es el momento de los más pequeños de la familia.

Uno de nuestros momentos favoritos de las fiestas navideñas es la comida del día de Reyes y sobre todo cuando llega el momento más dulce de la misma: el Roscón. 

Mientras compartimos el roscón y buscamos la sorpresa que esconde en su interior, un elemento simbólico que marca la prosperidad del nuevo año, disfrutamos de una botella de vino.

Elegimos un vino de Corpus del Muni   que acompañe al postre, a las sensaciones dulces. Necesitamos compensar los sabores y debemos encontrar la sinergia de las emociones, el equilibrio gustativo que nos deje un buen recuerdo al finalizar la comida.

Nuestra recomendación es Sara Selección (Verdejo-Riesling). Un vino elaborado con una Maceración pelicular a 10 ºC durante 24 horas.

De color amarillo palido,  con reflejos pajizos  de una intensidad aromática alta a fruta  tropical  (piña cítricos etc) recuerdos a hierba fresca recién cortada, hinojo etc

Una caricia al paladar,  conjuga elegancia, fineza, es  alegre, dulce, fresco y persistente.

Feliz Día de Reyes desde Bodegas del Muni.